CERCA DE LA QUIEBRA TÉCNICA GFS SECURITY GROUP NOS DEVUELVE AL PEOR PASADO

2200
CERCA DE LA QUIEBRA TÉCNICA GFS SECURITY

Estimad@s compañer@s;

A principios de este mes, más concretamente allá por el día 7, recibimos la voz de alarma de una vigilante de seguridad de la Empresa GFS SECURITY GROUP en la que nos afirmaba que aún no habría cobrado su nómina mensual, que como bien sabéis, ha de producirse como máximo el día 5 de cada mes.

Inmediatamente, nuestro Departamento encargado de confeccionar e interponer las Denuncias ante la Inspección de Trabajo, se puso a trabajar y al día siguiente interpuso la Denuncia correspondiente, bajo la premisa de no permitir ni un desliz de ninguna Empresa en el tema del abono de la nómina mensual, aunque se pueda producir por un problema puntual, sobrevenido y subsanable.

Lamentablemente el pago de la nómina aún no se ha producido, y lo que es peor, que ya es “vox populi” que esta Empresa está en “Quiebra Técnica”, tal y como apuntan desde algunos medios de comunicación.

La excusa de la Empresa es que ha sido adquirida por un fondo de inversión, que según medios de comunicación es de dudosa solvencia, y habría sido creado hace unos tres meses.

La cosa tiene visos de empeorar, pues el mes próximo se tiene que abonar una de las pagas extraordinarias y nos tememos que las noticias sobre esta Empresa para esas fechas serán las mismas o peores.

Cuando pensábamos que este tipo de actuaciones empresariales ya eran fruto del pasado, nos vienen estos duros golpes de realidad que nos advierten que penosamente en el mundo de la Seguridad Privada anidan y seguirán anidando Empresas que siguen siempre el mismo patrón, bien es cierto que con la aquiescencia de los clientes, tanto Públicos, en la gran mayoría de las casos, como Privados.

En el caso que nos ocupa, ya que los milagros no existen, amén de estar alerta con nuestra compañera para poner a su disposición nuestros servicios jurídico, hemos informado de esta situación al Cliente de su centro de trabajo, que en este caso es una Empresa Privada, y le hemos pedido que agilicen una más que  probable rescisión del contrato si así estuviera estipulado en el mismo, o que  busquen en el mismo algún que otro resquicio, como podría ser la retención de las facturaciones, con las cuales se podría ir abonando las nóminas a l@s trabajador@s hasta producirse la rescisión del contrato.

Esta cruda y penosa realidad nos hace seguir en la tesitura de no bajar los brazos en la lucha contra estas Empresas Piratas y por eso aprovechamos para aconsejar que se nos ponga inmediatamente al tanto del primer impago que se produzca, aunque por parte de la Empresa de turno se digan buenas palabras y promesas, ello derivará, no lamentablemente en una pronta solución, pero si en intentar acortar lo máximo posible la situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí